3, 2, 1… Ya! Como empezar a entrenar con un medidor de potencia

Vatios, NP, calibración, FTP, plan de entrenamiento…etc. Puede parecer que comenzar con un plan de entrenamiento basado en potencia es para profesionales o fisiólogos. Pero tus primeros pasos no tienen que ser complicados…

Entrenando con un medidor de potencia! Pero por que?

“Hoy me siento muy bien!” Que significa eso para los ciclistas ? Nuestro cuerpo nos envía diferentes señales y fácilmente sabemos si hoy podemos ganar todos los sprints o si tenemos que sufrir en todas las pequeñas subidas. Tu estado de forma es diferente cada día y depende de muchos factores que no pueden ser controlados. Lo mismo pasa con el pulso cardíaco. Durante mucho tiempo, la frecuencia cardíaca fue la herramienta para planificar y controlar el entrenamiento en deportes de resistencia. Pero se ve afectado por variables como la temperatura, estrés, horas y calidad del sueño o incluso el último café que te has tomado.

Un medidor de potencia no se ve afectado por estas variables, siempre muestra el valor de potencia que aplicas a los pedales. Especialmente un medidor de potencia situado en la araña de las bielas siempre muestra datos precisos y fiables. Con esta información puedes controlar y planificar tus sesiones de entrenamiento de manera mucho mas precisa que con un pulsómetro. Tu y tu entrenador podéis adaptar cambios de manera rápida y eficaz para alcanzar nuevos objetivos y alcanzar tu máximo rendimiento.

Pero un medidor de potencia no es solo para Pros?

No! No tienes demasiado tiempo para entrenar pero quieres batir tu tiempo del año pasado de tal contrarreloj o una competición Gran Fondo ? O quizás vas a tener unas vacaciones ciclistas y quieres subir todos los puertos pero tener energía para el resto del día? Los Pros confían en medidores de potencia, para emplear el tiempo que están sobre la bici de manera eficaz y conocer siempre la intensidad a la que están pedaleando. Si quieres alcanzar nuevos redords personales y no dejar la calidad de tus entrenamientos al azar, necesitarás un medidor de potencia en tu bici!

Cómo empiezo?

Después de instalar el medidor de potencia en tu bici, debes familiarizarte con tu nuevo compañero de entrenamiento. Lo primero es saber cual es tu nivel de rendimiento actual y de lo que eres capaz. Tu primer objetivo es conocer tus zonas de entrenamiento. Las zonas de entrenamiento definen la intensidad de tu entrenamiento y te dicen si necesitas ir mas rápido o lento para alcanzar el objetivo de tu entrenamiento.

Si acabas de comenzar un plan de entrenamiento, un entrenador profesional puede darte consejos y guiarte a analizar tu rendimiento para determinar tus zonas de entrenamiento. Si ya tienes experiencia con estos conceptos puedes realizar un test FTP de 20 minutos para configurar tus zonas de entrenamiento.

 

Okay! Empecemos…

Para mas consejos, sesiones de entrenamiento e información sobre entrenamiento con medidor de potencia visita nuestro blog.

 

¿Preguntas?
close slider